Carta de Kami


Well… Te conozco hace casi cuatro meses, arrancamos a hablar el 29 de diciembre, más o menos…
Al principio, me parecías súper maduro, me había dado cosita arrancar a hablar contigo… Peeeero, cuanto más te conocía, me daba cuenta que súper maduro no eras, capaz que maduro si… Y ahora, ni maduro me pareces; es más, ya te dije que tampoco termino de aceptar que tenes 20, debes tener mentales como 17… Aunque descubrí que tenes momentos de seriedad, así que es como raro jajaj…

No sé, desde el principio, sos una de las personas que más me apoya, que más me da consejos… Y eso lo aprecio pila, porque a pesar de que no nos conocemos “face to face” y que hablamos hace relativamente poco, sos el que más bola me da, el que más intenta ayudarme y no se queda en las palabras de siempre “estoy para lo que quieras” y siempre buscas hacerme entrar en razón (y siempre lo logras o por lo menos, haces que cambie de opinión sobre el tema tratado)

Sos un pibe genial. Sos súper especial, vales más que el oro para mí. Tenes algunas “cositas” re lindas que te hacen súper especial.
Aunque a veces te diga que te odio y me caes mal, te quiero como a un hermano y u know that…

Cada vez que estoy mal, me siento a leer las conversaciones contigo, porque con tus boludeces, cosas tiernas y demás, me logras poner de buen humor; me alegras pila el día.

Tengo que darte las gracias y te las mereces; por no mandarme a la mierda las primeras charlas jajaj, por todas las veces que me escuchaste, por las veces que me contaste cosas que no sabía de vos, por todos los consejos que me diste, por las peleas que tanto me entretienen ajaj, por todas las sonrisas que me sacas.  

Te amo pila Maty, firme. 



Entradas populares de este blog

Mi dia sin ti..

Se rompe lentamente..

No se..